Las visitas de un «Loco» en el BioBío y Ñuble

Compartir

Hace exactos 13 años se presentaba en la sede de la ANFP a Marcelo Bielsa como nuevo director técnico de la Selección Chilena. Un hecho que marcaría un antes y un después en nuestro fútbol y su afición.

El punto obtenido en el mítico Estadio Centenario de Uruguay, el triunfo histórico ante Argentina en el antiguo Nacional y, obviamente, el regreso a un mundial son algunos de los hitos de su paso por «La Roja». Pero en la región del BioBío y del Ñuble también dejó huella.

LA PRIMERA VISITA

Corría noviembre de 2009 y se jugaba el primer amistoso, tras el final de las clasificatorias a Sudáfrica 2010. La Selección Chilena recibió en un recién inaugurado Estadio Huachipato CAP Acero a Paraguay, otro confirmado de esa cita mundialista.

El partido lo comenzó ganando la visita con un gol de Luis Cabral a los 69 minutos. Luego, a los 72′, llegaría la igualdad por parte del sparring, Renato González, quien había ingresado a los 59′ en reemplazo de un debutante Eduardo Vargas. En los descuentos, en el 90+1′, Esteban Paredes, -que en el primer tiempo falló un penal- dio vuelta el marcador, dejando las cosas 2-1 para «La Roja de Todos».

UN DÍA DE LOCOS

El 30 de mayo de 2010 será un día que marcó la historia, pues fue la primera y única vez que la selección adulta jugó dos partidos «Clase A» en el mismo día.

El primer duelo de aquel domingo se jugó a las 15:15 hrs en el Nelson Oyarzun de Chillán. El rival fue Irlanda del Norte. Chile salió a la cancha con una formación alternativa. ¿El resultado? un triunfo 1-0 con gol de Esteban Paredes a los 31 minutos del primer tiempo.

Luego, tocaba armar maletas y viajar rápidamente a Concepción, porque a las 22 horas se disputó el segundo duelo ante Israel.

Aquel partido se jugó en el antiguo Municipal de Collao bajo una neblina inolvidable. Finalizó 3-0 con goles de Humberto Suazo a los 19 minutos, Alexis Sánchez a los 49′ y Rodrigo Tello cerró el marcador a los 90′.

Las condiciones de la cancha trajo malas consecuencias para «Chupete», quien venía retornando tras una lesión en el hombro. Sufrió un desgarro y no llegó en buenas condiciones a Sudáfrica.

Sin duda, el paso de Marcelo Bielsa en «La Roja» será difícil de olvidar para los jugadores, para el hincha y para el actual técnico del Leeds United. Un lazo que nunca se romperá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *