En un ingrato partidazo, Ñublense cayó en La Pintana ante el Chaguito

Compartir

Los dirigidos por Jaime García fueron una hostil visita en La Pintana ante Santiago Morning. Ambos equipos lograron imponer sus respectivos estilos de juego y animaron un duelo no apto para cardíacos, que no se definió hasta los últimos minutos: 2-1 final en favor del local.

Fue uno de los partidos más entretenidos del año y los fanáticos del fútbol lo agradecemos. Ñublense visitó hoy a Santiago Morning en La Pintana y ambos equipos animaron un duelo que verdaderamente fue “de tú a tú”. Y si se piensa en el boxeo, “golpes iban, golpes venían”.

Hablamos de un primer tiempo sumamente entretenido, con llegadas para ambos equipos así como planteamientos tácticos que verdaderamente estaban en igualdades de condiciones en el campo. Fue así como tras un parejo primer tiempo, ambos equipos volvieron a camarines con un 0-0 que no reflejaba lo que pasaba en cancha, ya que tanto los Diablos Rojos como el “Chaguito“ merecían el gol.

Fue así como las emociones llegaron en el segundo tiempo. Al minuto 47, Mathias Pinto rompió el travesaño del Morning y tres minutos después, los locales abrieron la cuenta con un golazo de Cristóbal Cáceres, que aprovechó un centro por bajo para definir desde el punto penal.

Sin embargo, no se quedarían en eso. Al minuto 60, Odriozola le sacó un remate desde fuera del área a Cáceres. Ñublense respondería golpeando 3 minutos más tarde, con otro tiro al palo. Esta vez fue Mario Briceño quién reventó el vertical con un exquisito remate a tres dedos mano a mano con el portero local. El fútbol estaba siendo muy ingrato con los rojos.

El premio chillanejo llegó a los 79, cuando Bustamante aprovechó un pase por aire a la distancia de Carvallo y de cabeza batió al pórtico microbusero. Golazo y 1-1. Sin embargo, el Morning reaccionó al cross y respondió más fuerte. Diego Alvarado aprovechó un centro de “Guachupé” Jiménez (ex Ñublense y UdeC) y con un remate cruzado batió nuevamente a Odriozola al minuto 87, decretando el 2-1 final.

Siguieron las emociones. Ñublense se fue con todo en busca del empate y al minuto 94 parecía que lo había logrado Mathías Pinto, que convirtió de cabeza. Sin embargo, fue en posición adelantada.

Fue así como se cerró con un 2-1 final en favor de los microbuseros. A Ñublense aún le faltan 6 puntos para lograr el ascenso a Primera A. El sueño está intacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *