El recordado y polémico último enfrentamiento entre Ñublense y Cobreloa en Primera División

Compartir

Seguramente es uno de los partidos más recordados para los hinchas chillanejos y nortinos.  Fue un enfrentamiento lleno de emociones, con cinco goles, expulsiones de jugadores y del «Fantasma» Figueroa. Hasta un penal errado en el local.

El 2015 fue la última temporada de Ñublense de Chillán en Primera División. En la última fecha, los «Diablos Rojos» enfrentaban a Cobreloa, a quien se le había informado durante esa semana de su descenso a Primera B por secretaría. Esto, debido a una denuncia hecha por la dirigencia chillaneja por un problema administrativo en la banca de los Zorros del Desierto, situación que llenó de tensión lo que terminó siendo un caliente partido.

Aquella denuncia trajo como consecuencia que la ANFP le descontara puntos a Cobreloa y terminara condenando a la B. Fue el primer descenso en la historia del club y sus hinchas señalan como principal responsable al cuadro chillanejo por realizar aquella acusación.

En lo netamente deportivo, el partido jugado en el Nelson Oyarzún terminó con un resultado a favor de Ñublense por 3-2. Goles de Cisternas, Riquero y Sagredo para el local; Cristaldo y Barboza para la visita. Un partidazo, que contó con el ambiente debido a que el estadio se encontraba repleto, con todas las entradas agotadas.

El encuentro tuvo de todo. Cinco goles, un penal errado para el local, ejecutado por Sebastián Varas, expulsiones en Cobreloa. Pero, lo más recordado, fue el ingreso del «Fantasma» Figueroa a la cancha para encarar a Roberto Tobar, árbitro del partido. En la conferencia post-partido, el DT de Cobreloa lanzó dardos a la ANFP y a la dirigencia de los «Diablos Rojos».

En entrevista con La Pelota es Mía hace unos meses, Mathías Riquero, volante y capitán de Ñublense en ese partido, recordó el enfrentamiento. «Ese partido tuvo mucho condimento que le puso el «Fantasma» Figueroa, que les hizo entender a los jugadores que nosotros éramos responsables de algo que reclamó Ñublense. Ellos se la agarraron con nosotros. Yo recuerdo que era el primero en la fila para saludar a los jugadores de Cobreloa y no me saludaron. Se fueron y me generó muchísima impotencia. Me parece que entre los jugadores no puede pasar nunca eso», aseguraba.

La formación con la que saltaron a la cancha los dirigidos por Fernando Díaz en ese entonces, fue con: Damián Frascarelli, Benjamín Ruiz, Gonzalo Godoy, José Antonio Rojas, Andrés Reyes; Mathias Riquero, Octavio Pozo, Jonathan Cisternas, Boris Sagredo; Sebastián Varas y Juan Gonzalo Lorca.

Ñublense tenía que ganar sí o sí para mantener la categoría, pero no le bastaba solamente eso, ya que dependía de otros resultados para no descender. Situación que no logró, ya que necesitaba que Antofagasta perdiera ante O’higgins, pero el partido terminó empatado. Esto, condenó al descenso en esa temporada a Ñublense y Cobreloa, quienes desde aquel año que no han podido volver a la división de honor.

El domingo, a las 10 de la mañana, se enfrentarán nuevamente, esta vez, en el Zorros del Desierto.

Fotografía: Cedida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *