Waterman y la posición de UdeC en la tabla: “Ganas dos o tres partidos seguidos y todo cambia”

El delantero de Universidad de Concepción habló en nuestra #EntrevistaEnCasa sobre su gusto por el fútbol chileno y los objetivos del Campanil para la reanudación del campeonato.

ENCANTADO CON EL PAÍS

Cecilio Waterman, delantero panameño que tuvo un largo pasar en el fútbol uruguayo, mencionó que “Chile me encanta, di un salto importante en mi carrera. Mi idea es quedarme mucho tiempo acá, ojalá que así sea”. Además, remarcó que lo que más le ha gustado del país son los estadios y “el profesionalismo que se ve acá”.

Por lo mismo, y como él considera alto el nivel del campeonato, ve esta oportunidad como una vitrina para ser reconsiderado en la selección panameña. “La U de ‘Conce’ es un equipo al que no le hace falta nada. Esta liga es muy buena”. En comparación al país charrúa, “es un ritmo muy dinámico, muy bueno, los equipos te salen a atacar, es una linda liga. En Uruguay es totalmente diferente: choque, contacto, otro fútbol. Es muy difícil pero se aprenden muchas cosas. No la juega cualquiera, si juegas ahí, puedes jugar en cualquier parte”, cuenta.

ANÉCDOTAS EN EL 2020

Uno de los sucesos que dio la vuelta al fútbol nacional este año, fue la lesión del delantero en el encuentro ante Cobresal, donde recibió una falta de Rodolfo González, que dejó una imagen escalofriante producto del corte en uno de sus tobillos. “A los 5 o 10 minutos recibí una patada y me dolió mucho, yo no entendía por qué me dolía tanto, pero seguí corriendo aunque no podía más. En el entretiempo, el médico me saca la media y tengo tremendo corte y me cosieron ahí mismo. Estaban dando la charla y yo gritaba. No quiero ni recordar eso”. Aún así, se recuperó para la visita ante Audax Italiano, aunque no pudo participar de los 90 minutos.

Otro recuerdo que compartió en la conversación, fue el del partido ante Colo-Colo en el Estadio Monumental, donde consiguieron un empate 2-2 con dos tantos suyos. Eso sí, es autocrítico al confesar que era para perderlo por el dominio del local, pero mantuvo siempre la convicción que alguna oportunidad tendrían para anotar. “Yo dije “a nosotros nos va a quedar una y el de arriba nos va a bendecir”, tenía toda la fe. En la última jugada tiran un centro y me quedó a mí, cabeceé para abajo y obtuvimos un resultado que era para perderlo. Fue lindo y, quizás si nos daban 5 minutos más, hubiéramos ganado”, cerró.

PREPARACIÓN EN PANDEMIA Y OBJETIVOS DEL PLANTEL

Respecto del retorno a los entrenamientos tras el confinamiento, el ex Defensor Sporting sostiene que “el profe nos hizo un buen trabajo de pretemporada, corrimos demasiado y vamos con toda la fe de que estaremos bien en lo que resta de campeonato, por el bien de todos”. Además, agrega alegremente que “ya estamos todos juntos entrenando. Nos estamos cuidando porque nadie quiere caer en el virus. Las primeras semanas fueron fuertes pero era necesario para estar bien físicamente”, remarcó.

Con mucha esperanza, añade que “nada es imposible, ganas dos o tres partidos seguidos y todo cambia. Si le va bien al grupo, le va bien a uno y esa es la mentalidad que yo tengo”, sin dejar de soñar con meterse, por qué no, en una copa internacional.  

PALABRA PARA LA HINCHADA

“Lo primordial es que se cuiden mucho, que se queden en casa. Nosotros vamos a estar defendiendo los colores a muerte, tenemos un compromiso con la institución, los compañeros y el cuerpo técnico. En esta segunda parte, ojalá vengan las buenas, tirando todos para el mismo lado desde el lugar en que nos toque”, concluye.

Fotografía: Carlos Ávalos / La Pelota es Mía

Comparte en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *