Víctor Merello recordó su paso por el fútbol:  “Estoy orgulloso de haber sido técnico de Lota, club que me vio nacer»

Han pasado 29 años desde que Víctor Merello se retiró como futbolista. El ex volante conoce muy bien el balompié de la zona, donde defendió a Lota Schwager, Naval de Talcahuano, Ñublense como jugador, además de haber dirigido a los mineros, porteños y Deportes Concepción. No obstante, fue reconocido nacional e internacionalmente por su exitoso paso por Cobreloa que lo llevó a la selección nacional el año 80. Merello conversó con La Pelota Es Mía, donde se refirió tanto a su carrera como jugador y entrenador.

De padre minero, Víctor, expresó que desde niño practicaba fútbol, en aquel momento jugaba por las inferiores de Lota Schwager y a los 17 años debutó por el primer equipo minero. “Fue una experiencia bonita, en el tema de mi niñez, un hijo de un trabajador de la empresa ENACAR del carbón. Me fui formando lentamente en el fútbol, porque era una pasión mía y eso me hizo llegar a las divisiones menores de Lota, estar un par de años en eso, hasta que «Lucho» Álamos -un entrenador de la década del 70-, me integró al primer equipo y hacerme debutar en Primera División a los 17 años”, aseguró.

En su paso por Lota, logró consolidarse como jugador, llegando a la final de Copa Chile. “Fue una campaña excelente y que logramos llegar a la final de ese torneo. Gran campaña, buen equipo, hizo que todo fuera brillante en ese momento”, agregó.

La campaña que realizó por el cuadro del carbón lo llevó a otra zona minera. En el año ’78, el ex volante partió rumbo a Calama a jugar por Cobreloa. “Son los desafíos que te va presentando la vida y en este caso el fútbol para mi”. Con respecto a la adaptación, por las nuevas condiciones climáticas que se enfrentó, expresó que “no me costó adaptarme en general, con el hincha la gente en la convivencia rutinaria, yo iba de una zona minera a otra zona minera”. 

Fue en ese entonces, cuando explotó como jugador. Fue él mismo quién destacó el momento que le tocó vivir como futbolista en el norte del país. “Fue mi mejor campaña, me di a conocer, me dio la posibilidad de muchas cosas, ser seleccionado chileno, ser reconocido en Sudamérica”, expresó. Además destacó su gol contra el equipo brasileño Flamengo, rival que enfrentó por Copa Libertadores. “Esa noche tuve la dicha de convertir un gol tan importante en mi carrera y en mi vida, que hasta el día de hoy significa mucho para mi. Fue un golpe muy certero”. Añadió cuáles fueron las sensaciones de aquel bombazo. “Es algo que disfrutas, a la mente se te vienen muchas cosas, que van involucrados con tu familia,  con el sacrificio que te ha costado llegar a un torneo internacional de la mayor jerarquía que tiene Sudamérica”, resaltó.

El «chueco» Merello, después retorno a la zona donde se formó como jugador pero esta vez, fue a Naval de Talcahuano. “El recibimiento fue grande. Naval es una familia, para mi es una de las instituciones que es una familia, siempre veías a la misma gente en los estadios, en las prácticas, eso ayuda”. Merello recalcó el cariño hacia la institución, comentando que “en Naval pasó mucho, porque me encariñé con la institución, hice buenos amigos, dentro de lo general anduve bien, ya era mayor, tenía como 38 años. Siempre la expectativa de jugar de la mejor manera”.

Posteriormente, se fue a Ñublense donde fijó su retiro del fútbol profesional, asegurando que esta llegada al club ya lo hacía pensar en su trabajo como Director Técnico. “Siempre tuve en mente seguir ligado al fútbol en la parte formativa como técnico. Era un equipo con mucha juventud. Los matices de un equipo va con gente con experiencia y gente joven. Tuve dos matices, poder aportar dentro del campo de juego y otra que me sirvió a mi para ver cuándo me tocara a mí a trabajar como técnico. Un corto periodo en Ñublense, pero satisfactorio”, recordó.

Por otra parte, Víctor vistió la camiseta de la Roja. Su debut fue en el estadio Nacional frente a Ecuador. “Es un orgullo vestir la camiseta de tu país. No tuve la gran fortuna de jugar mucho partidos por la selección. Ser representante de tu país creo que te llena de orgullo y satisfacción”, enfatizó.

El ex volante está tranquilo, luego de su carrera como futbolista, asegurando que «demostré mi capacidad, en los clubes que yo jugué siempre hice lo mejor».

EXPERIENCIA COMO ENTRENADOR 

Merello no solo vivenció el fútbol como jugador, también pudo apreciar el balompié desde la banca siendo director técnico de diversos equipos; dirigiendo en Copa Libertadores a Cobreloa, cadetes en Fernández Vial, Lota Schwager, Naval de Talcahuano y Deportes Concepción.

Tuvo palabras especiales para referirse al paso por el club lotino, recordando sus inicios. “Estoy orgulloso de haber sido técnico del equipo que me vio nacer. Es algo que cuesta describir, son sentimientos encontrados. Se te viene a la cabeza tu formación en las canchas de tierra ahí en Lota, y luego ser tú el que manda ese grupo”, sostuvo el estratega.

Su paso por cadetes en Fernández Vial lo recordó como una experiencia enriquecedora. “Fue una experiencia muy enriquecedora, con mucho sacrificio, esfuerzo. Muchachos que tenían condiciones, pero dificultades para poder entrenar, son los bagajes que tiene el fútbol cuando te inicias. Uno como técnico vive la otra experiencia que vive el jugador, partes de 0 y vas iniciando la misma etapa de quien vas formando”. Asegurando que vivir la experiencia por ambos lados es impagable. “Viví la experiencia en ambos lados, como  jugador y como técnico, eso es impagable. Te fortalece en todo lo que haz hecho como jugador y como técnico”, precisó.

También tuvo palabras para los más jóvenes, para quienes se están formando como futbolistas. Desde su experiencia el ex futbolista comentó que “el fútbol es una profesión que parece fácil pero no lo es. Te exige y te quita, cuando digo que te quita, es porque te quita tu juventud. Te da grandes cosas, esa exigencia hay que cumplir, el fútbol necesita de tu persona, de tu organismo y para eso hay que cuidarse”. Además destacó que es necesario cuidarse, llevar una vida saludable, “para brillar en el fútbol hay que entrenar bien, cuidarse y alimentarse. Tener esos tres requisitos que son, para mi, la base para llegar a hacerlo. Depende de tu meta”.

PERSPECTIVA ACTUAL DEL FÚTBOL

El ex volante de Lota y entrenador tuvo palabras para la actualidad del fútbol, las posibilidades que se presentan con el avance tecnológico, haciendo un contraste con el pasado. Además, agregó cómo se siente con la actual situación de pandemia, que mantiene al deporte rey sin poder llevarse a cabo.

Merello se refirió a las actuales posibilidades que se presentan en el balompié, catalogando con puntos a favor y en contra. “Antes tenias la posibilidad de ir al estadio y nada más, ahora tienes la posibilidad de ver partidos, hacer un análisis, es más amplia la cobertura, antes era muy escaso, usabas la imaginación cuando lo escuchabas por radio”. Destacó el avance tecnológico en el fútbol desde una mirada más crítica. “Ahora la tecnología te acusa, cualquier error que cometas te va acusando. Son cosas distintas a lo que era antes, ahora estas en vitrina, en el ojo del huracán, como para que te vean, para ver si lo haces bien, regular o mal, sus ventajas y desventajas”. 

Con la actual situación por el Covid-19 y la paralización de ciertas actividades, aseguró que “extraño mucho el fútbol. Mi vida diaria transcurre a través del fútbol. Hoy trabajo con niños en escuelas, de forma privada con clases de fútbol, es mi mundo. Soy una persona que vive del fútbol».

Fotografía Archivo La Pelota es Mía.

Comparte en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *