Los pasos por el Biobío y Ñuble de Jorge Garcés

El nuevo entrenador de Arturo Fernández Vial es un hombre con fama en la región, con altibajos en los resultados: tuvo una buena campaña al mando del asesinado Deportes Concepción del 2008, fracasó salvando del descenso a Ñublense y volvió a los lilas para un breve periplo en Primera B.

Las redes sociales y medios futbolísticos del país se paralizaron con la llegada del “Peineta” a Arturo Fernández Vial. Jorge Garcés vuelve a dirigir en el fútbol, luego de su última experiencia al mando de San Antonio Unido.

Y es que el hombre que jamás ha dirigido con prenda informal ha estado alejado de las bancas desde aquella mala campaña al mando de San Antonio Unido, en un cuadrangular donde solo supo de derrotas, todas por 1-0 en contra. Han pasado casi tres años de aquella campaña y Garcés ve en Fernández Vial una nueva posibilidad de gloria, tanto para él como para el cuadro aurinegro. Él mismo dijo que, si bien la idea es evitar la liguilla de descenso, su plan es lograr el ascenso con el cuadro que dejó de adiestrar Erwin Durán.

Ahora, Garcés volverá a dirigir desde una banca del Estadio Ester Roa Rebolledo. Le tocó al mando del León de Collao, máximo rival del Almirante, en dos ocasiones. En primer lugar, la dantesca campaña del 2008 que tenía al León luciéndose en la cancha, pero que terminó con Deportes Concepción descendiendo de categoría por sueldos impagos. Pagaron justos por pecadores. Tras este incidente, “Peineta” recalaría en Unión Española el año 2009. Pasarían los años y Garcés volvería a la tienda lila, esta vez en Primera B. Sin embargo, pasó por ahí sin pena ni gloria.

TAMBIÉN HA CONOCIDO EL ROJO

No son solamente los acérrimos rivales los que ha dirigido “Peineta” dentro de la zona. Ñublense también ha sabido de las extravagantes prendas que Jorge Garcés ha usado paseándose por la banda de una cancha de fútbol.

Fue el año 2011, cuando tras una serie de malos resultados con él al mando, dejaron a los Diablos Rojos como colistas absolutos, tanto del certamen como de la tabla acumulada. El 12 de septiembre de aquel año, el equipo comunicó vía sitio web que Garcés había presentado “su renuncia indeclinable a la dirección técnica del plantel de honor”. Ñublense no ha podido regresar a la división de honor del fútbol chileno.

Es con estos antecedentes regionales que Jorge Garcés vuelve a hacerse cargo de un club de la zona. En Fernández Vial lo reciben con los brazos abiertos, esperanzados de lo que pueda lograr. Parece digno de un guión de Hollywood, donde el entrenador podría protagonizar su propia película de redención. Lo cierto es que una familia entera de fanáticos de fútbol confía en él.

Fotografía: Cedida

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *