#ElRincóndelHincha: Camisetas ñublensinas que reflejan la historia

En esta nueva sección de La Pelota es Mía, estaremos conociendo a esos apasionados que dedican parte de su vida en coleccionar la historia de sus clubes a través de camisetas o accesorios de este.

Álvaro Palma Alvial es un fiel seguidor de Ñublense desde toda la vida. Su familia estaba a cargo de lavar las camisetas del elenco chillanejo durante la década del 1970 por lo que siempre ha estado ligado al cuadro rojo. Dentro de su colección asegura tener entre 100 a 120 camisetas, por lo que quisimos conocer más de él.

– Álvaro, ¿Cuál fue la primera camiseta que obtuviste y cómo la conseguiste?

– La primera camiseta de Ñublense la obtuve en el año 2004 y esa me la regaló el José Gerardo «Negro» Mardones, que jugaba en Ñublense en ese año. Fue cuando Ñublense subió de Tercera a Segunda.

– ¿Cuál es tu mayor motivación para coleccionar?

– La mayor motivación para coleccionar es ir recuperando la historia del club y dársela a conocer a la gente por medio de exposiciones o ir enseñándole a los niños con cosas que se usaron, en este caso las camisetas, guantes de arqueros, carnet de jugadores, medallas del ascenso del 1992 o 2004. Esa es la mayor motivación, recuperar la historia del club y recuperar el patrimonio de ellos para darla a conocer. Hoy en día es más fácil hacerse hincha de un equipo de Santiago o un equipo «grande» que de un equipo de región. La idea es ir recuperando a los niños de la ciudad y que vayan agarrándole cariño a Ñublense.

– ¿Tienes alguna que uses como cábala?

– No tengo camiseta como cábala para ir al estadio, comúnmente las voy ocupando para las exposiciones u otras actividades. La cábala que hago es, siempre que juega Ñublense, me levanto con un polerón, casaca o polera del club. Pero camiseta es muy raro que use de cábala, cuando tengo una a mano me coloco esa.

– ¿Cuál es la camiseta que más te gusta?

– La camiseta que más me gusta son todas, no tengo una en especial. Hay modelos que son más bonitos que otros pero para mi, siendo una camiseta de Ñublense, es bonita. No tengo una en especial por diseño o algo por el estilo. Mientras tenga la insignia del club es una camiseta bonita. Por ejemplo, ochenteras o noventeras que eran muy bonitas, pero comparadas a las de ahora que la tela es más liviana que las de antes… yo creo que todas las camisetas de Ñublense son bonitas. Teniendo la insignia del club ya se agarra un cariño especial por ellas.

– ¿La más importante?

La camiseta más importante puede ser, en realidad es la que le tengo más cariño, es la del ascenso del 2006. Esa me la regaló Mauricio Villanueva, cuando jugó Ñublense con Lota Schwager en Collao, cuando se ascendió a Primera División en 2006. El cariño especial es porque se formó una amistad con Mauricio durante esos años, 2005 y 2006, nos juntábamos en su casa o en la mía y se formó una amistad. Mauricio falleció… por eso es la camiseta más importante de la colección, por el hecho de que Mauro no está con nosotros así que la guardo con mucho cariño.

– ¿Cual fue la más difícil de conseguir?

Las camisetas más difíciles de conseguir hoy en día son las antiguas. No es como ahora que, por ejemplo, un jugador pueda tener 4 o 5 camisetas que ha utilizado, en los años 80′ o 90′ eran 12 o 13 camisetas para el año entonces conseguirse una de esas es muy difícil. Muchas se han echado a perder o ya no están. Desde el 2000 hacia atrás es muy difícil de conseguir ahora.

– Finalmente, ¿Cuál ha sido el momento más importante que has vivido con alguna de ellas?

El momento más importante es cuando tú formas una amistad con los jugadores y te toman cariño o aprecio. Te regalan una camiseta por el hecho de que ellos van conociendo lo que tu estás haciendo y van valorando lo que haces. El hecho de hacer exposiciones y dar a conocer al club es, prácticamente, sin ninguna remuneración, todo sale del bolsillo del coleccionista. Uno no recibe remuneración por el hecho de exhibir, uno debe ir comprándose sus materiales para hacer la exposición… ya sean maniquíes o comprar algunas camisetas ya que no siempre son regaladas. Yo creo que los momentos importantes con ella son cuando el jugador te la obsequia y valora lo que estás haciendo. Una vez me hicieron una entrevista donde mostré mi colección y al tiempo me contactó un hincha que nunca habíamos hablado y me dijo «valoro lo que estás haciendo, me gusta» y me regaló una camiseta que hoy en día es muy difícil de conseguir… son momentos que uno valora. Hay muchas veces que uno se critica por el hecho de que hay gente que piensa que uno gana dinero con esto, al contrario, uno va gastando más por el hecho de que vas comprando cosas… uno siempre quiere tener algo bonito, un maniquí para que se vea bien la camiseta, el cuidado, entre otras cosas. Esas son las cosas importantes que se han vivido, cuando te aprecian lo que estás haciendo. Ir a un colegio para mostrarle la historia del club a la gente y comentarle un poquito de lo que tienes, ya sea con revistas, camisetas, zapatos del goleador; eso es lo que a ti te van dando momentos importantes… también cuando haces una exposición y llega la persona que ocupó la camiseta o algún familiar. Una vez hice una exposición en Santiago, tenía una foto de planteles… se acercó un joven y comenzó a emocionarse. En una de esas fotos estaba el papá que había fallecido, en un plantel del 70′ o 73′. Son momentos importantes y te van recordando anécdotas o vivencias.

Fotografías: Cedidas.

Comparte en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *