De la banca al gol histórico: Ignacio Sepúlveda y su anotación devolvieron a Deportes Concepción al profesionalismo

Corría el minuto 78 de partido cuando el delantero Ignacio Sepúlveda ingresó al campo de juego. Al “Nacho” le bastaron solo 29 segundos y un primer toque para marcar el ansiado 3-2 que, a la postre, les permitiría a los leones ganar el encuentro y lograr el ascenso.

El jugador formado en Huachipato tuvo una vuelta muy larga para poder reencontrarse con su buen fútbol, una compleja lesión hace un par de años lo tuvo alejado del deporte e incluso con la mentalidad de dejar su sueño de ser futbolista. Sin embargo, las cosas cambiarían y desde su llegada a Deportes Concepción Ignacio ha tenido un destacado renacer.

A pesar de que en el campeonato anterior el “Nacho” se convirtió en un jugador trascendental, titular indiscutido y autor de goles importantes, este año fue bastante adverso, ya que en la mayoría de los partidos tuvo que ingresar desde el banco o, simplemente, mirar a sus compañeros desde el borde de la cancha.

De todas formas, lo que ocurrió este 15 de diciembre debió ser algo impensado para el ex Naval, quien luego de doblarle la mano al destino proporcionó el gol que le permitió al León de Collao dar la vuelta con la copa entre sus manos.

Tras el intenso encuentro, Ignacio Sepúlveda entregó sus impresiones, en donde recalcó que en el momento del gol “ni la vi (pelota), escuché un grito de la gente y salí”. Fue tanta la euforia que el delantero solo corrió por la cancha y culminó su celebración acompañado de sus compañeros que ya palpitaban el ascenso.

Acerca de su continuidad en el equipo, Sepúlveda comentó que se quiere quedar y señaló que “el sueño de todo el plantel es seguir, no queremos irnos a otro lado, queremos al club”, aseveró el formado en Huachipato.

Finalmente, el autor del gol histórico habló sobre su sentir luego de este importante triunfo, agregando que “estoy muy contento, es una sensación de botar todo el estrés que llevaba esto, toda la presión que había y estamos felices por la gente”.

La alegría incluso se trasladó hasta las tribunas donde su madre y fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena no escondió la emoción por los festejos. «Ignacio (Sepúlveda) ama lo que hace. Aunque no lo parezca, es un cabro súper esforzado, muy dedicado. Él ama el fútbol, podría estar haciendo otra cosa, tiene todas las posibilidades pero él quiere esto. Como su mamá me alegro mucho por él, pero también por toda la familia del Conce, porque efectivamente, la situación ha sido especialmente injusta. Que mi hijo participe de una causa así me pone más que contenta y orgullosa”, dijo a diario La Estrella de Concepción.

Fotografía: Bárbara Muñoz/La Pelota es Mía

Comparte en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *