«Coto» Ribera hizo autocrítica de su paso por el «León»: «Cometí el error de preocuparme más de los problemas económicos y mi pega no era esa»

El entrenador recordó, en conversación con Felipe Lazcano en el programa «Charla Táctica», su paso por Deportes Concepción -al que dirigió en la temporada 2014-15- donde tras una gran campaña, perdió el enfoque deportivo, debido a los problemas económicos que vivía la institución, los que finalmente terminaron por desafiliar al conjunto lila.

Corría el año 2014 y Deportes Concepción no realizaba una buena campaña al mando de Fernando «Teté» Quiroz. El argentino decide tomar otro camino y la dirigencia apostó, en ese entonces, por Juan José Ribera, quien asumía su primer desafío en Primera B como cabeza de grupo.

«Fue una hermosa experiencia, fue el primer equipo en Primera B como técnico principal y en un club con historia, con mucha gente, con hinchada exigente que le gusta ganar, que le gusta ver a su equipo correr y meter», recuerda el «Coto».

Inmediatamente el equipo comenzó a subir su nivel y pasaron de un duodécimo lugar a terminar en la cuarta posición. Si bien no les dio para conseguir el objetivo del ascenso, fue una campaña muy positiva en la que el equipo lila se hizo fuerte de local jugando en Hualpén, donde sólo perdieron un partido.

«Nosotros llegamos cuando el equipo iba duodécimo y tuvimos una muy buena primera parte, donde quedamos cuartos. Hicimos una campaña espectacular de local en Hualpén, perdimos un sólo partido, me acuerdo que fue un rendimiento por sobre el 70% de local, una cancha muy difícil para los rivales y le sacamos mucho provecho. Fue una primera parte muy buena, a pesar que no logramos el objetivo de ascender», detalló el estratega.

AUTOCRÍTICA

Tras esta gran campaña, el «Coto» siguió al mando del equipo «lila», pero la segunda parte no fue tan positiva, debido a los problemas económicos que sufría la institución. Fue el mismo Ribera, quien realizó una autocrítica sobre ese momento que vivió el conjunto morado.

«La segunda parte no fue tan buena, me parece que yo cometo un error del cual aprendí. Habíamos formado un muy buen equipo, que después terminó peleando la liguilla con el «Fantasmita» Pereyra, pero el error fue mió, porque me enfoqué más en los problemas de dinero que existían en ese momento -ese fue el año que el club termina desafiliado- y mi pega no era esa, sino entrenar a los jugadores y prepararlos para jugar», agregó el «Coto» a «Charla Táctica».

Esa situación terminó por hacer que el mismo entrenador tomara la decisión de dejar la institución. «No comenzamos bien el campeonato y, al cabo de 9-10 fechas, hablo con la directiva para yo salir, porque no sentí la capacidad de poder revertirlo. Mi enfoque estaba en otro lado y era difícil darlo vuelta. Fui sincero, tenía un año más de contrato y no cobré nada y me fui», enfatizó el ex futbolista.

Más allá de los malos momentos que vivió y de una experiencia que él mismo catalogó como un fracaso, el técnico evaluó positivamente todo lo aprendido en Concepción. «Fue una experiencia que tuvo un momento bueno y uno malo, para mi fue un fracaso, pero de eso se aprende y traté de tomarlo como un aprendizaje fuerte. Por lo tanto la experiencia en el «Conce» fue tremenda por todo lo que significó, por lo que fue la hinchada, la gente que metía presión, el trabajar en un club que venía recién de quemarse su complejo. Fue difícil, pero muy lindo», destacó Ribera.

Fueron esas mismas dificultades las que llevaron al equipo a sacar esa fuerza interior de la unión de grupo para pelear en cada partido. Así lo detalló el ex director técnico morado. «Los muchachos y nosotros nos bañábamos con mangueras de ducha con agua fría, las condiciones no estaban, pero estábamos ‘aperrando’, trabajando y tirando el equipo hacia arriba. El jugador de fútbol es el más noble de todos, siempre quiere jugar y ganar, aunque estén 3-4 meses impagos. Apelamos a ese gusto por jugar al fútbol y nunca tuve un problema para preparar un partido, siempre tuve de ellos la mejor disposición. El llegar a ese complejo quemado fue un impulso importante, una unión de grupo fuerte, porque era más difícil trabajar y, ante la dificultad, el grupo de fortaleció y terminamos haciendo una muy buena primera parte», concluyó.

Fotografía: Agencia Uno

Comparte en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *