[COLUMNA DE OPINIÓN] De rock, lucha, farra y angustia

Por Iván Jorquera Zavala

Pueblo auricielo. El titular de la Columna de esta semana puede sonar a un carrete hardcore entre el «Candonga» Carreño, Ronaldinho y el «Kike» Acuña, auspiciados por «Lucho Pato» Nuñez… Es que mucha agua ha pasado bajo el puente en este último mes de fútbol, tanta como pelotas bajo la línea de sentencia, a veces para gritar «GOL» con toda nuestra pasión, pero otras varias (más de lo que quisiéramos) para maldecir al mundo… Y es que en menos de 30 días hemos vivido casi de todo con nuestra UdeConce. A ver si puedo recordarlo todo.

Después de la hazaña que significó un luchado empate en Asunción de Paraguay ante Olimpia, llegó el fin de semana de Rock en Conce, donde celebraríamos otro REC: rumba en collao; es que el baile que la UdeC le dio al elenco laico azul fue de colección y mejor que bailar y cantar al ritmo de Saiko o Aterciopelados, con un Nicolás Orellana que está en estado de gracia y un Pato Rubio que comienza a ratificar con esta camiseta su mote de «pepero calado», al que estábamos esperando hace tantas temporadas. Una pena por aquellos flaites inmundos que tuvieron que meterse sus petardos, lienzos, panfletos y bengalas por buena parte y arruinar así su visita turística anual a un estadio de fútbol. Seguramente todavía les arde. Nanai.      

La farra que ha significado perder, y categóricamente, TODOS los partidos de visita del campeonato nacional, nos puede costar muy caro. Una película repetida (más que «2012» en el cable) fue ver los partidos, errores y derrotas ante Palestino y Unión La Calera. Para olvidar, y mucho, muchísimo por mejorar. Es que no entiendo lo que pasa, porque son muchos los errores que se están cometiendo en defensa y la cantidad de goles que nos están convirtiendo mediante juego aéreo, pese al buen nivel que muestran en cada partido Cristian Muñoz, Alexis Rolín y Gustavo Mencia. Quizás la intermitencia de los laterales tenga algo que ver? Pero no todo es preocupante: quiero destacar el GRAN trío que han conformado Nicolás Maturana por derecha, habilidoso, rápido y punzante; Patricio Rubio, un «pepero calado» como ya lo mencioné y que es uno de los mejores en el medio nacional; y Nicolás Orellana por izquierda, un hombre que cada partido se ve mejor que el anterior, embocándola y con un despliegue físico que se agradece.

Imposible no sentir angustia a pocas horas del partido ante Godoy Cruz por Copa Libertadores. Y lo digo porque este equipo defensivamente ha dejado muchísimas dudas en sus últimos compromisos, pero muy buen sabor de boca en el torneo continental, entonces no sé que esperar… lo mejor por supuesto como todos los hinchas del Campanil, porque un triunfo hoy ante los argentinos nos dejaría en el Grupo C con 7 puntos de 9 posibles, muy cerca de una segunda fase, pero con una durísima rueda de revanchas, que contempla viajes a Lima y a Mendoza.

Se viene un mes terrible, con partidos complejos y cada 3 horas (?). Es cierto, no podemos estar tranquilos ni contentos con la ubicación en la tabla de posiciones del Campeonato  Nacional, pero tengo el fiel convencimiento de que este equipo, cuando se reenganche y enfoque solamente en el plano local, será muy difícil de parar. Espero que para esa altura, en muuuucho tiempo más, ya no sea demasiado tarde…

¿Cuántas horas quedan para el partido? Qué nos vamos a tomar en la previa?

Gana Sin Orgullo, Pierde Sin Rencor.

Universitarios arriba, ARRIBA DE PIE!

(por @HinchaAuricielo en Twitter e Instagram)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *