Alexander Corro espera terminar su cuarentena e integrarse a los trabajos de Ñublense tras duros viajes

El volante argentino de Ñublense, relató al CDF su odisea para viajar entre Chillán y Buenos Aires, y la espera para unirse a los entrenamientos con sus compañeros.

Una de las complicaciones que ha generado la pandemia y crisis sanitaria en el mundo, ha sido la de los traslados entre países, para quienes desean regresar con su familia o viajar por temas de trabajo. Así lo sufrió Alexander Corro durante abril, quien ya se encuentra de retorno en Chillán para unirse a los entrenamientos apenas finalice su cuarentena preventiva.

En época normal, la cantidad de horas no sobrepasaría las 17, pero el viaje a Corro le tomó cuatro días para llegar a ver a su hija y su esposa. “Cuando viajé, la pandemia recién arrancaba y había miedo. Tenía ganas de viajar porque mi hija tenía 7 meses. Ya volví a Chile pero lleno de afecto y cariño, porque pude estar con ella y mi señora”, aseguró.

Más repuesto desde lo emocional, debió retornar al Ñuble, ya que se terminaron los entrenamientos vía Zoom y los «Diablos Rojos» arrancaron las prácticas presenciales. Eso sí, esta vuelta también tuvo bastante esfuerzo. “Empecé a acelerar los procesos hablando al consulado chileno en Bs. As., tratando de buscar la forma de viajar y claramente estaba muy complicado. Surgió que iba a salir un bus desde la ciudad, pero con el mal clima, el cruce fronterizo estuvo cerrado varios días y el viaje se iba posponiendo”, agregó el jugador.

Mientras tanto, Ñublense se activaba en el complejo Paso Alejo bajo las medidas de la autoridad sanitaria. “Yo veía por redes que mis compañeros estaban entrenando y mi ansiedad crecía”. Ahora, solo le queda esperar algunos días para finalizar su cuarentena preventiva y unirse a los trabajos bajo las órdenes del cuerpo técnico de Jaime García. “Ahora hay que trabajar, enfocado en que empiecen los entrenamientos, volver rápido con mis compañeros que hace rato están entrenando”, añadió.

Respecto de la autorización por parte del Gobierno para el retorno total de los entrenamientos de los equipos profesionales, el ex Cobresal expresó estar “contento porque se autorizó a que los clubes vuelvan a entrenar y es como una luz al final del túnel para todos los que la han pasado mal con esto”. Además, agregó que en lo personal “tengo unas ganas de entrenar que no aguanto más. Mis compañeros ya llevan varios días entrenando y, en comparación del resto de los equipos, no arranco muy desfasado. El P.F. me va a llevar de a poco, no vamos a apurar nada. De a poquito nos vamos a poner a punto y a la par del grupo”, concluyó Corro.

Fotografía: Felipe Venegas/Comunicaciones Ñublense

Comparte en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *