Jarita de Hualpén

Pablo Veloso Silva 19 junio, 2014 0
Jarita de Hualpén

Si bien somos una página que cubre el fútbol de la Región del Biobío, no podemos quedar ajenos a lo que se vive en Brasil, con la disputa de la fase final de la Copa del Mundo, y sobre todo, con la gran actuación de la selección nacional hasta esta fecha. Y como somos orgullosamente del Biobío, quiero escribir unas líneas sobre Gonzalo Alejandro Jara Reyes, un hombre surgido futbolísticamente de la inagotable cantera de Huachipato, y nacido en la joven comuna de Hualpén.

Y es que precisamente el mismo año en que el antiguo Hualpencillo se independizaba de Talcahuano y tomaba vida propia, este joven debutaba en el equipo estelar de los acereros, lo que lo catapultó a vestir la camiseta roja en el Mundial Sub 20 de Holanda 2005, donde incluso anotó un golazo en el debut ante Honduras.

Pero a pesar de este prometedor comienzo, y su rápido llamado a la selección mayor, donde debutó el 18 de Noviembre del 2007 en el mítico Centenario frente a Uruguay, siempre tenía algo de resistencia en la hinchada de la “roja”, que lo encontraba inseguro. Sin embargo, su disposición y su orden táctico hicieron que siempre estuviera presente en las distintas nóminas que daban primero Marcelo Bielsa, luego Claudio Borghi, y actualmente Jorge Sampaoli.

Cometió errores: sí, varios. Como todo futbolista, como todo ser humano… Sobre todo por su juventud, que lo llevaba muchas veces a intentar jugadas para las que no tenía mayores habilidades, como el pase que erró frente a Brasil y que permitió un gol de Robinho en las clasificatorias a Sudáfrica… O por su ímpetu, cuando fue expulsado frente a Ecuador en Quito en este mismo proceso.

Pero los años son capaces se enseñar, sobre todo si uno quiere aprender… Y Gonzalo Jara quiso…

Este miércoles 18 de Junio, en el partido que hizo historia, el oriundo de Hualpén demostró porque está dentro del top ten histórico de jugadores con más presencias en la selección chilena: fue preciso en la marca, salió jugando bien cuando se le requirió. Todos sus pases largos llevaban un destino claro, y en ningún momento mostró dudas de lo que tenía que hacer.

En Twitter ya no había “trolls” ninguneando su juego. En la cancha los delanteros saben que no es llegar y pasar. Tim Cahill lo acusó de tramposo, pero el australiano es hijo de marinos, y nunca jugó en el polvo de las “cuatro canchas” o “la Bombonera”, donde las mañas son necesarias para controlar a tus rivales.

Contra Australia cantó el himno con los ojos cerrados, sintiendo el momento, sintiendo a la hinchada… En Río esbozó una sonrisa cuando escuchó al estadio entero entonar la frase “Puro Chile es tu cielo azulado”… Y eso mismo lo hace jugar con el corazón, pero también con la cabeza.

Los hinchas ya saben que pueden confiar en él, y estoy seguro que él también tiene el convencimiento de esta generación, acerca que se puede hacer historia en este Mundial. Y juega para ello.

Y es que Jarita de Hualpén dejó el alma en el Maracaná frente a España… Y Jarita de Hualpén quedó tendido y para siempre en el césped del estadio más simbólico del mundo… Desde el “Jornalista Mario Filho”, después del partido, salió caminando con la frente en alto don Gonzalo Jara de Chile…

Fotogrfía Carlos Parra/ANFP

Deja tu comentario »